Canal Racing
Actualidad
28 de abril de 2012
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El Racing sigue en manos de Alí Syed
Alí Syed, con un escudo del Racing en el pecho, contempla el podio de la última carrera de la WGA Chevrolet Supercars que se celebró el pasado fin de semana en Barhéin. :: DM
RAFA TORRE POO | SANTANDER..-

El plan para evitar que Alí Syed controle la próxima Junta de Accionistas del Racing y designe al próximo Consejo de Administración se vino abajo ayer cuando el juez Justo García Barros se declaró no competente para nombrar un administrador judicial de las acciones, tal y como le había solicitado el Gobierno regional a través de Cantur. Con esta decisión, que cayó como «un jarro de agua fría» en el Ejecutivo, en el club y entre los aficionados, el futuro de la entidad depende de la voluntad de Alí Syed. Si el empresario indio se presenta a la Junta, será él -o los que designe para que le representen como sucedió en la última- el que configure el próximo Consejo. Si por contra, no aparece -algo poco probable- serán los accionistas minoritarios los que recibirán tal responsabilidad. Lo que es necesario, bajo pena de entrar en causa de liquidación, es que salga un órgano de gobierno tras la Junta para poder desarrollar el convenio de acreedores, que se votará el 11 de junio.

El esperado auto del titular del Juzgado de Primera Instancia número 4 de Santander, Justo García Barros, se hizo público en la mañana de ayer. En sus 19 folios de extensión, el magistrado volvió a dejar claro que él no es competente para designar un administrador judicial de las acciones actualmente en poder de la empresa de Alí WGA. Además, en el texto remitió a las partes a que trasladaran su petición en los Juzgados de Primera Instancia de Madrid.

Lo que pretendían los abogados del Gobierno -Manolo Higuera, Jesús Pellón y Gómez-Acebo&Pombo- era conseguir neutralizar el poder del empresario indio en el Racing. Primero presentaron una reclamación contra WGA y contra Dumviro (empresa del anterior dueño Jacobo Montalvo) en el Tribunal de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Madrid. Era el primer paso. El segundo, conseguir puentear a Syed con el nombramiento de un administrador judicial de sus títulos. Pero el plan se vino abajo con el auto del magistrado que, sin embargo, puede ser recurrido en un plazo de veinte días.

En su argumentación, García Barros señala que «teniendo en cuenta que el lugar en que se va a dictar el laudo es Madrid, no cabe duda de que el Juzgado de Primera Instancia competente es el de Madrid». Esta es una de las razones que esgrime para inhibirse del caso. Y es que en los contratos que en su día se firmaron todas las partes (Gobierno, Alí Syed y Jacobo Montalvo) se fijó que en caso de que concurriera algún problema este resolvería en la Corte de Arbitraje del órgano madrileño.

Más argumentos

Para sostener esta tesis, el juez se ampara en que la legislación establece un fuero principal (Madrid) y otro subsidiario (Santander). Sin embargo, no puede acogerse a este último porque «las partes tenían desde el principio conocimiento de qué tribunal arbitral tenía que decidir sus desacuerdos y ante qué juzgados deberían solicitar las medidas cautelares».

Pero el juez va mucho más allá en su extensa argumentación y explica que en el caso de que se hubiera declarado competente no hubiera otorgado las medidas cautelares. «No se cumplen aquellos requisitos que la legislación exige para que se pueda adoptar la citada medida», explica. Por eso considera la petición poco homogénea y proporcionada. Por su parte, los abogados del Gobierno de Cantabria explicaron al juez en sus alegaciones que la no concesión de las medidas «podría suponer unos graves daños al patrimonio del club y la disposición de las acciones por parte de la demandada (WGA)». En este sentido, García Barros explica que esto no es posible «al menos con la facilidad que se pretende», ya que Jacobo Montalvo (Dumviro) obtuvo recientemente en el Juzgado nº 55 de Madrid la anotación preventiva de su demandada en el Registro Mercantil y en el libro de acciones nominativas del club.

Ante este panorama, el futuro del club pasa por lo que suceda en la Junta del 19 y 20 de mayo. Hace falta un Consejo de Administración competente para desarrollar el convenio de acreedores y para ir creando la plantilla del año que viene. Y es que con Alí al frente, los precedentes no invitan al optimismo.

Mientras todo esto sucedía en Santander, la última aparición pública del todavía máximo accionista del club se remonta al pasado fin de semana, cuando acudió al Circuito de Barhéin para entregar los premios de un Campeonato que su empresa patrocina. Syed se subió al podio en la entrega de premios, con una camiseta donde lucía el escudo del Racing en el pecho, para felicitar al ganador, el canadiense Ramez Azzam.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
MULTIMEDIA
BUSCADOR AVANZADO
Vocento